Unión o muerte

Los clubes de Segunda B crearán una asociación en la que reclamarán más derechos ante la RFEF


La situación económica amenaza el futuro de la categoría

La situación económica amenaza el futuro de la categoría

Era cuestión de tiempo que ocurriese. Los clubes de la categoría de bronce, hartos de obligaciones, carentes de privilegios y sabedores de que prolongar en el tiempo la actual situación de 2ªB es condenarla a la pena capital, han optado por unirse en una asociación que reclame más ingresos – y atención – para el patito feo de las competiciones nacionales, la Segunda B. Adelanta La Voz de Avilés.

Según el medio asturiano, los equipos de la categoría oficializarán, en unas semanas, una asociación con la que plantarle cara a una RFEF cada día menos pendiente de la división – la retirada de los dorsales fijos y el caso del Equipo 20 son un ejemplo más del menosprecio que sufre la Segunda B -.

Incorporarse a la LFP – algo que parece bastante complicado dada la dimensión de la tercera categoría del fútbol nacional – o buscar un patrocinador para la liga que aporte dinero a las entidades – tal y como ocurre con Primera y Segunda – son algunas de las propuestas que manejan los clubes miembros de dicha asociación.