Números de Campeón


hugopia24
Compartir    Twitter   ·    Facebook
Imprimir
El Albacete iguala el récord|  Foto: Hugo Piña
El Albacete iguala el récord| Foto: Hugo Piña

El Albacete Balompié ha conseguido la clasificación de forma meritoria. Los de Luis César Sampedro han conseguido igualar el récord de 82 puntos de Murcia, Mirandés y Alavés. Estas tres veces esa puntuación se confirmó con un ascenso.

Sorpresivamente el Albacete Balompié salió a competir allá por el mes de agosto de manera natural, como si el ‘curioso’ verano en el ámbito institucional no hubiera existido, y donde ni balones, camisetas, marca deportiva o un consejo de administración razonable hubiera a falta de tan solo una semana para comenzar la competición. Equipo construido por Luis César Sampedro y su cuerpo técnico, donde el desconocimiento para la afición de los nombres de los jugadores llegados en verano era casi tan grande como el futuro más cercano de la entidad.

Pero con esfuerzo, ilusión y algo de fortuna el cuadro de Sampedro echaría a rodar; atrás quedaban los malos augurios en pretemporada, marcados desde el inicio por una inestabilidad institucional que rondaría lo grotesco e infame. Es de suponer que el preparador gallego –y sus pupilos- saldrían a comenzar la competición con las mismas dudas que cosechaban todos los aficionados del Alba, esos que veían en esta temporada un curso de transición, donde el poso de los aspectos no deportivos parecía iba a marcar una temporada entera y donde muchos especulaban incluso de la desaparición de la entidad.

Como por arte de magia o con ayuda divina, la temporada comenzaría a rodar para los manchegos. Estos, ansiados de hablar, leer y escuchar los asuntos propiamente dichos del fútbol comenzaron a disponer de un planteamiento sencillo: poseer el cuero. Con el esférico dominaban sus encuentros los de Luis César, quien además veía como su planteamiento se transformaba en resultados ganadores. La posesión era del Alba, y muchos aficionados locales parecían no creer lo que veían cada dos domingos en su feudo. Quizá la entereza de la categoría hiciera que el planteamiento del gallego fuera de dudosa plasmación, pero prontamente las mismas se fueron disipando con victorias.

Temporada brillante

Imagen del partido entre el Albacete y el Cádiz | El Digital de Albacete
Imagen del partido entre el Albacete y el Cádiz | El Digital de Albacete

Temporada, la de los manchegos, brillante en todos los campos, donde siempre se ha estado en puestos de Play Off y, donde el liderato final ha pasado por un último tramo de competición más que brillante, con hasta siete victorias consecutivas.

El conjunto de Sampedro es temido en todos los equipos, y es que por algo ha quedado campeón de su grupo; pero también es temido en todos los campos a los que va, ya que los manchegos han sido el mejor equipo a domicilio de toda la Segunda B, y donde tan solo Real Madrid obtiene mejores números como visitante en las tres primeras categorías del deporte rey. Este sin duda ha sido uno de los elementos que han venido a reafirmar al Albacete Balompié como el mejor equipo de la presente temporada, tanto en su grupo como en el global de Segunda División B.

Pero, sin duda, sería el establecimiento de un nuevo consejo de administración el elemento articulador de que el desarrollo del curso fuese viento en popa y a toda vela. José Miguel Garrido llegó al Alba en otoño, con ayuda de la familia Iniesta, y con Santiago Pozas de la mano. Un nuevo consejo de administración, nuevo presidente, nuevos consejeros… hicieron al fin y al cabo articular el elemento básico de nuestra sociedad hoy día: cobrar la nómina y hacerla al día.

Con el equipo arriba, y ahora con una estabilidad –la cual hacía temporadas, demasiadas, que no se vivía- en lo institucional sí se hacía presagiar que el presente curso había virado de transitorio a un ¿por qué no? Los resultados se seguían dando, y las jornadas pasando. El equipo estaba arriba, y aun en los peores momentos de la temporada se podía llegar a dudar de una plantilla que si algo había demostrado era una profesionalidad intachable.

Veteranía, juventud, garra y calidad

Polivalencia, garra o control son solo algunos de los aspectos que se le ocurren a uno para argumentar cómo ha sido la temporada de los manchegos. Tienen nombres y apellidos estos, los que han cuajado sin duda una de las historias más bonitas en el fútbol de bronce; Dorronsoro y Alberto han sido los dos porteros que ha usado el gallego esta temporada. Comenzaría jugando el primero de ellos, haciéndolo de manera sensacional y con un juego de pies que invitaba casi a jugar al resto de sus compañeros. El portero en el Alba está siendo una prolongación de los jugadores de campo. Pero la casuística en el mundo del balompié es tan grande que una lesión impidió a Dorronsoro seguir defendiendo la meta. Para entonces, y casi sin darnos cuenta, Alberto se había hecho con los mandos del arco. Si el primero estuvo brillante en sus actuaciones, majestuoso estaría Alberto. El meta gallego hizo que en muchos de los partidos la portería fuera el elemento ganador de un encuentro para los de Sampedro.

Rubén Cruz celebra un gol esta tempordadFoto: 5máseldescuento
Rubén Cruz celebra un gol esta tempordadFoto: 5máseldescuento

La defensa del Alba ha estado formada siempre por Pol Bueso como uno de los laterales, interviniendo en el otro carril Juanra (jugador del filial), Carlos (proveniente del filial) y Noguerol, central veterano y que esta temporada ha alternado su posición en la zaga de la defensa con el lateral. En el eje de la defensa, el mencionado Fran Noguerol ha acompañado a Miguel Núñez, un medio centro defensivo reconvertido por Sampedro en central. Polivalencia la que esgrime el gallego en cada entreno y en cada partido como se atisba. El eje de la defensa también ha sido cubierto por José Manuel Rojas, un central rematador que a balón parado ha dado más de una alegría a la parroquia manchega.

Como se puede deducir, el juego comienza con el esférico en los pies del arquero, siguiendo a los pies de los defensas. A estos no parece quemarles el mismo, y tan solo en alguna ocasión –aislada- la posesión del cuero ha sido motivo de nerviosismo.

En el medio campo manchego comenzamos a atisbar el juego ofensivo de estos. Los extremos son llegadores, poseen gran habilidad y su rapidez es fastuosa. Han venido jugando Jorge Díaz, Samu (jugador del filial), Raúl Ruiz o César Díaz. Todos ellos han marcado en algún partido la pauta desde los extremos, elemento indispensable en el equipo de Sampedro. En la sala de máquinas se posicionan Mario Ortiz y Carlos Indiano. Contrapeso el uno del otro, y el otro del uno. Indiano ha sido un jugador brillante en la presente temporada, sacando a relucir sus mejores cualidades técnicas sobre el verde. La pareja de medios centros se completa con Diego Benito, quien apenas ha contado para el entrenador pero que en las últimas fechas ha venido saliendo desde el banquillo para reafirmar lo que venían haciendo sus compañeros.

En la media punta del equipo del Carlos Belmonte tenemos a Rubén Cruz, el pichichi del Alba con veintitrés goles. El utrerano siempre ha estado en el punto exacto para marcar. De cabeza, con los pies, con el cuerpo, de penalti, de jugada en combinación y hasta de falta ha sentenciado ‘la perla de Utrera’ a sus contrincantes. El hombre más adelantado esta temporada podría decirse que ha sido César Díaz, el mencionado anteriormente como extremo. Pero es que la polivalencia que buscaba Sampedro ha hecho que un hombre como César pasase a ocupar la posición de delantero en un encuentro y la de extremo y delantero en otro. El canterano del Albacete volvía a su tierra después de un largo periplo. Muchos pensaban en su fichaje como un lastre, pero este ha dejado a base de esfuerzo y goles que ese pensamiento previo se disipase. Temporadón con mayúsculas la de este chico, que se ha vuelto a sentir futbolista. Ejemplo a seguir sin duda alguna por el resto de canteranos, quien sin hacer absolutamente nada de ruido, ha conseguido encandilar a una afición que en un principio llegó a dudar de él. Sencillamente espectacular lo de este chico de Albacete. Ha sido éste sin duda quien ha desplazado a Antonio Calle de la titularidad en el Alba. El madrileño apenas ha contado con minutos en la segunda vuelta, y Sampedro tan solo le daba estos en las segundas partes. Aun así, la veteranía de Calle ha ayudado mucho a un vestuario, que como dijimos en líneas más arriba, llegó a la pretemporada con amplias dudas.

Así, podemos concluir que la veteranía de unos pocos, como la del propio entrenador, Noguerol, Núñez o Calle se ha fundido con la ilusión de nuevos futbolistas como César, Samu o Carlos. La unión existente dentro del vestuario es tal, que a día de hoy desde la secretaría técnica se alude a que “pase lo que pase en playoffs el vestuario apenas cambiará en exceso de jugadores de cara al próximo curso”.

Noticias relacionadas