La primera bestia negra

El Racing de Ferrol empata a cero en el Tartiere y se convierte en el único equipo al que los de Egea no han conseguido ganar en ninguno de los dos partidos del presente campeonato liguero


Pablo Rey fue uno de los jugadores más activos del Racing de Ferrol. Imagen: lavozdegalicia.es

Pablo Rey fue uno de los jugadores más activos del Racing de Ferrol.
Imagen: lavozdegalicia.es

Manolo Sánchez le tiene tomada la medida al Oviedo. En la ida, los azules se fueron de Ferrol con un saco de goles y del Tartiere han salido con un empate a cero nada despreciable. Dominaron en la primera mitad y no sucumbieron a la presión local durante la segunda, en un partido en el que las ocasiones de gol no abundaron.

Egea volvió a apostar por alinear a Dioni y Linares arriba, repitiendo Erice como único pivote y Font, con más libertad, ligeramente por delante del exrojillo. El Ferrol, por su parte, contrarrestó con Dani Rodríguez y Maikel en el centro del campo para adueñarse del esférico – y controlar el partido – pasados los primeros minutos, en los que los carbayones salieron con más empuje.

Susaeta lo intentó desde muy lejos, botando una falta lateral que Mackay blocó sobre la línea de gol, con cierta incertidumbre y protestas sobre si el balón ya se encontraba dentro del arco, o no, en el primer minuto de juego, y el cuadro ferrolano buscó la réplica con un testarazo cruzado de Víctor Vázquez que no encontró portería.

El cuadro verdiño movía el balón ante un Oviedo demasiado desnudo por el centro, pero férreo atrás. Tan sólo un par de disparos de Joselu, uno de ellos lejano y con cierto peligro, perturbaron la tranquilidad de un Esteban muy metido en el encuentro.

Tras el descanso, el técnico argentino decidió cambiar cosas: optó por retrasar a Font e intentar jugar menos directo que en la primera parte. La receta funcionó, aunque al poco de la reanudación el castellonense era sustituido por Omgba. El cambio no restó posesión a los azules, pero sí calidad en la creación. Menos luces a cambio de más músculo.

A pesar de que el Real Oviedo arrinconó al Racing durante todo el segundo acto, la falta de movilidad de los azules en los metros finales facilitó la labor defensiva de los de Manolo Sánchez, muy asentados y con las cosas claras. El domino estéril local y los escasos contrataques gallegos convirtieron a Esteban y Mackay en meros espectadores. Poco habría cambiado el devenir de la segunda parte si ambos arqueros se hubiesen quedado en el vestuario.

Con este empate, los azules suman doce jornadas seguidas sin conocer la derrota, casi un tercio de liga, y continúan como líderes en solitario. El Ferrol, por su parte, permanece en cuarto lugar, empatado con la UDL.

Ficha técnica

Real Oviedo: Esteban; Nacho López, Charlie, David Fernández, Redondo; Erice; Susaeta (Cervero 86’), Héctor Font (Omgba 58’), Borja Valle; Dioni (Sergio García 67’), Linares

Racing de Ferrol: Mackay; Jonathan Aspas (Álvaro Cuello 85’), Tena, Víctor Vázquez, Maceira; Dani Rogríguez (Adrián Cruz 62’), Maikel (Antonio 66’), Vela, Nano, Pablo Rey; Joselu

Goles:

Árbitro: el vasco Gorostegui Fernández-Ortega, asistido por Somocueto de la Torre y Arzamendi Argaya, mostró amarillas a los locales Esteban, Nacho López y a los visitantes Tena, Nano, que acabó viendo la roja por doble amarilla.

Incidencias: Encuentro correspondiente al campeonato de Segunda B. Tarde agradable, césped en buen estado. La segunda mitad se jugó con luz artificial. 13.618 espectadores, según el club.