Desaparece el Huracán Valencia

El club ha sido descalificado de la competición por la RFEF. Desaparecerá al no poder hacer frente a los pagos pendientes


Huracán vive una situación límite | Huracán Valencia

Huracán, excluido de la competición | Huracán Valencia

Punto y final a la agonía. Huracán Valencia ya es historia después de que la RFEF confirmase en la mañana de este 30 de diciembre su descalificación por haber inclumplido por cuarta vez su obligación a la hora de pagar al árbitro en sus encuentros como local.

El equipo valenciano deberá liberar a sus jugadores, a los que les debe varias mensualidades y que han estado entrenando y defendiendo la camiseta del equipo pagando los gastos de su actividad con el propio dinero de sus bolsillos.

Tras no conseguir la pasada temporada el ascenso a Segunda División, Huracán Valencia comenzó su caída al precipicio, con cambio de dirección y falta de ingresos, además de otros aspectos que no han sido aclarados. Días atrás, la nueva dirección que no ha conseguido dar un paso adelante y aportar soluciones, abría la puerta a la entrada de capital externo, algo que no se ha producido.

El club,  tras ser descalificado, será probablemente liquidado al no poder hacer frente a los pagos pendientes, entre los que destacan las mensualidades de la plantilla de esta temporada, pagos de primas de la temporada anterior y otros gastos corrientes (instalaciones, material, etc.).

Dejará además inactiva su escuela, quedándose sin equipo y sin opciones decenas de jugadores de base que pertenecían al club y a una de las escuelas de formación más relevantes de Valencia.

Los futbolistas que formaban parte de la plantilla, que habían denunciado ante la AFE, podrán firmar con nuevos clubes a lo largo de este mercado de invierno, quedando libres de sus obligaciones federativas.