La era Carlos Pouso

El entrenador vasco sale de su apartado como técnico de la UD Logroñés por los malos resultados para pasar a ejercer de Director Deportivo

Patricia Felipe twitter de @@PatriiFR @@PatriiFR

Pouso | foto: lne.es

Pouso | foto: lne.es

Juan Carlos Pouso Lejonagoitia nacía en Lejoia, en 1960. Afincado en la localidad costera de Sopelana, centra hoy día su actividad en el fútbol, tras compaginar su vida deportiva con otra laboral. Como futbolista, su carrera fue discreta, sin lograr llegar al fútbol profesional. Sería desde los banquillos donde conseguiría su máximo logro y fama. Tras pasar por el Sodupe, el Arenas de Getxo le daba su primera “gran” oportunidad. Desde ahí pasaría al Sestao River, donde comenzó verdaderamente su escalada como técnico.

Cambiaría el verdinegro por los colores azul y rojo del Eibar, que le brindaba su primera oportunidad en Segunda, sin éxito. Era destituido y el equipo descendía a final de temporada. Después, Pouso tendría que bajar de escalón. Su oportunidad modesta llegaba para salvar al Guijuelo a media temporada, lo conseguiría.

No obstante, como en la vida, a Pouso le llegaría una segunda oportunidad, aunque debería construírsela: el Mirandés tocaba a su puerta. Allí lograría el ascenso y un histórico peripolo por Copa que sería recordado durante años. Su equipo rojillo llegaba a semifinales, hasta ser eliminado por el Athletic.

Tras ello, la UD Logroñés, un proyecto a largo plazo que, tras dos intentonas, ha terminado atragantándose.

ANTECEDENTES

Carlos Pouso y la Segunda B

2004-05 – Sestao River – 40 partidos (descenso)

2006-07 – Sestao River – 39 partidos

2007-08 – Sestao River – 39 partidos

2009-10 – Guijuelo – 18 partidos

2010-11 – Mirandés – 44 partidos – Play Off de ascenso a Segunda

2011-12 – Mirandés – 53 partidos – Semifinales de Copa del Rey – Ascenso a Segunda

2014-15 – UD Logroñés – 40 partidos – Play Off de ascenso a Segunda

2015-16 – UD Logroñés – 46 partidos – Play Off de ascenso a Segunda

2016-17 – UD Logroñés – 15 partidos

SUS NÚMEROS EN LA UD LOGROÑÉS

Total de partidos: 101

Partidos ganados (liga): 40

Partidos empatados (liga): 25

Partidos perdidos (liga): 24

Carlos Pouso, del banquillo a los despachos

 

Dejar el banquillo pero tener la misión de buscar y nombrar a un sucesor. Esa es la misión y la tesitura de Carlos Pouso, el que era entrenador de la UD Logroñés hasta el pasado fin de semana.

La trayectoria del técnico vasco en el banquillo riojano ha sido fructífera desde su comienzo. Tras llevar el Mirandés a Segunda División y pasar un año alejado del verde, Pouso, desempolvó su libreta y se puso al frente de un histórico de nuestro fútbol con el objetivo de unir al equipo y a la afición de las Gaunas. Y así fue.

Carlos Pouso, en su primera temporada logró que su equipo alcanzara la cuarta posición dentro de la tabla clasificatoria, pudiendo así, disputar los playoffs. El destino hizo que fuera el Huracán quien se cruzara en su camino en un partido que ha quedado grabado en la memoria de todos los aficionados. Corría el minuto 70 de partido, la UD Logroñes mandaba en el partido y en la eliminatoria, cuando el colegiado grancanario, Juan Luis Pulido Santana, se retiró lesionado. Tras doce minutos de receso y con un árbitro de Segunda B, que se encontraba en la grada ejerciendo de linier se reanudo el encuentro. Veinte minutos para olvidar que acabaron con un penalti en contra y dos expulsados, hicieron que el sueño riojano llegara a su fin.

Llegó el verano y con él, la renovación de la plantilla, a las órdenes del técnico vasco el equipo calcó la campaña anterior. Un comienzo arrollador el primer año que saldó con una derrota en los primeros trece partidos. Fútbol y goles, eso era el Logroñes y eso continuó siendo su segunda temporada. Y fue al borde del final de la primera vuelta cuando acumuló once partidos sin conocer la derrota que lo situaron en los puestos altos de la clasificación.

Segundo año en las Gaunas y segundo playoffs. En está ocasión el sueño del ascenso estuvo un poco más cerca pero tampoco se logró. Dos filiales de equipos consagrados en el fútbol español fueron los rivales, en primer lugar el Villareal B, con quien empató en Castellón (1-1). Y en segundo lugar, el Sevilla Atlético, fueron los hispalenses los encargados de hacer que la vuelta a casa fuera larga y tediosa. La asignatura pendiente era y es ganar un partido de playoffs.

¿A la tercera la vencida? Habrá que esperar. Está temporada con Carlos Pouso al frente se soñaba con intentar nuevamente el asalto a la Segunda División, pero una racha de malos resultados y el balance de 16 puntos de los 39 posibles han hecho que Pouso no se siente más en el banquillo riojano. A partir de ahora, ejercerá las funciones de director deportivo y su primer encargo es nombrar a su sucesor.

 


  • Carlos

    Solo quiero matizar que este no es el club histórico ese no compite , este es un equipo refundado cambiado de nombre antes era el Varea barrio de Logroño y ahora también es el Varea