Al Real Jaén le cortan el agua

Se maximizan los problemas para el club jienense


Los jugadores del Real Jaén celebran un gol | realjaen.com

En una situación de desgobierno total y con la afición pidiendo que se libere el club y que se pueda trabajar por el futuro. Así se encuentra el Real Jaén, cuyos jugadores reconocían ayer que han asumido que estarán 5 o 6 meses sin cobrar. Mientras tanto, la plantilla trata de sacar el equipo adelante y evitar un descenso a Tercera que, a buen seguro, lapidaría al Real Jaén. Los actuales dueños dificultan el traspaso de poderes y los pequeños accionistas se han echado atrás por una serie de condiciones que consideran inaceptables.

Los problemas siguen creciendo día a día, y el último afecta a una necesidad básica de cualquier equipo deportivo. Más aun a un deporte que hace de la hierba su suelo y que necesita ésta sus cuidados. Ayer el club recibía la notificación del futuro corte de agua al club, por una importante deuda acumulada desde tiempo atrás y que justifica el corte del suministro.




Ésto afectará directamente a los trabajos de mantenimiento del césped de La Victoria, que no podrá ser regado ahora que llega la época de más calor. También afectará directamente a los jugadores, que dejarán de tener servicio de lavandería en el estadio y que, seguramente, tendrán que llevar toda su ropa a casa a lavar. Tampoco habrá agua, si no se soluciona, en los baños públicos para los espectadores si no se soluciona este problema.

Una salida

Mientras tanto, en el terreno deportivo toca mencionar una salida. La de Diego Bardanca, que rescindía de mutuo acuerdo su contrato con el club. El jugador leonés ya ha cerrado su desvinculación y vuelve a casa.

De continuar la situación, varios jugadores foráneos podrían abandonar la entidad para no comprometer su estabilidad económica.