La 2ªB, la otra gran damnificada por el caso Eldense

La categoría de bronce sufre un enorme golpe por el caso de presuntos amaños 


El Eldense será quien más heridas tenga que curar después de todo el escándalo relacionado con la presunta trama de amaño de partidos. Pero los damnificados serán más. La Segunda B, todos sus clubes en alguna medida, futbolistas y hasta la Federación van a sufrir las consecuencias de este caso a nivel tanto nacional como internacional. La credibilidad perdida ha supuesto un enorme paso atrás, o retroceder un terreno que en los últimos años parecía andado.

La categoría

La Segunda B va a ser sin duda, junto al club del Nuevo Pepico Amat, la más damnificada. Se ha atentado contra su dignidad, contra su credibilidad y, sobre todo, contra su limpieza. Una categoría en la que compiten ochenta equipos de muy diferente tipología y que junta a más de 70.000 espectadores cada fin de semana en los diferentes estadios.

La credibilidad y seriedad lograda en los últimos tiempos, con una enorme reducción de la deuda de los clubes con Hacienda y Seguridad Social, la reducción del número de clubes con problemas de pago a sus futbolistas y trabajadores o los casos en los que las aficiones han logrado, de manera ejemplar, sacar a flote a sus equipos, quedarán ahora en un segundo plano.




Los medios de comunicación nacionales, los que siempre dejan de lado a esta categoría, han llevado a primera plana el caso del Eldense, siempre manejando la información con tintes muy negativos hacia la categoría e incluyendo en algunos casos juicios de valor que dañan una categoría como la Segunda B que no conocen.

Los clubes

Todos los clubes verán condicionado de cierta manera en el futuro. El estigma respecto a la categoría que muchos medios de comunicación han dibujado podría afectar a los clubes en forma de reducción de patrocinios. Las empresas podrían ver de una forma negativa la tercera categoría del fútbol español.

También los futbolistas de otras ligas interesados en venir a jugar a Segunda B podrían rechazar su fichaje por algún club de bronce este próximo verano después de todo lo que ha salpicado en estos días al Eldense.

Los futbolistas

La implicación en el caso, aun bajo estudio, de algunos futbolistas en el “Caso Eldense” salpicará a todo el colectivo. Son muchos los futbolistas de bronce que han publicado mensajes a lo largo de estos días en contra de la corrupción y el amaño de partidos aprovechando sus redes sociales.




La imagen negativa creada podría afectarles a la hora de coger las maletas para jugar en otro país. Desde hace unas seis o siete temporada y coincidiendo con el “boom” generado por la victoria de la Selección Española en el Mundial, la Segunda B ha sido una categoría exportadora de futbolistas, que ha permitido a muchos de estos seguir con su sueño de vivir del fútbol. La manchada imagen de la categoría a nivel internacional ahora podría dificultar alguna de esas salidas. Un caso que en su día ocurrió en la Serie C italiana y que afectó en este aspecto.

La Federación

La RFEF y su poca celeridad a la hora de tomar parte en este asunto, sin duda, afectará a su imagen. Desde Madrid se ha tardado en tomar medidas -que no han llegado hasta bien entrado el martes y tras ser de sobra conocida la investigación- y su papel ha sido excesivamente secundario.

La inexistencia de algún tipo de Comisión que vele por la limpieza del fútbol y las apuestas deja huérfana a la Segunda B. El Eldense, recordamos, ha tenido que recurrir a la Liga de Fútbol Profesional, que carece de competencias en la categoría de bronce, para obtener asesoramiento sobre el caso.

Javier Tebas, en declaraciones a los medios, lamentaba la poca participación desde Las Rozas en este caso. Además, la poca coordinación y cooperación entre casas de apuestas y RFEF impide un seguimiento más exhaustivo de malas prácticas.