El Atlético Saguntino gana la copa de los modestos

Se ha impuesto 3-0 al Fuenlabrada en la final


El Saguntino, campeón | Imagen: Eidan Rubio/RFEF

Una ida que terminaba con empate a cero y dejaba todo para la vuelta. Ayer, en Sagunto, la Copa Federación logró dueño. El Atlético Saguntino se hizo con la Copa de los Modestos tras vencer por un contundente 3-0 al Fuenlabrada, que se mostró incómodo y que no pudo desplegar su potencial ofensivo ante un ordenado y efectivo cuadro local, arropado por su gente en una tarde histórica.

Los goles de Óscar, Gámez y Trilles sirvieron al Atlético Saguntino para cerrar una tarde histórica y abrir una noche de celebraciones que se alargaron y que tendrán su colofón en el día de hoy.




El partido fue muy intenso, con disputas en casi todas las zonas del campo, competitividad, pero manteniendo los cánones de juego con limpieza que exige el balompié. Desde un balón parado lejano que ponía el cuero en el punto de penalty para la cabeza de Óscar llegaría el primer gol a los 20 minutos. Un golpe sobre la mesa del Saguntino, una declaración de intenciones y un jarro de agua fría para los fuenlabreños.

Tan negativo fue el gol que, a penas un instante después el Saguntino pudo hacer el segundo, pero fue anulado por falta. Ésta si fue una nota o toque de atención para los visitantes, que se desquitaron y se plantaron un par de veces con peligro ante Marcos.

Con el Fuenlabrada en un momento ofensivo importante, Gámez cortó la reacción a cinco minutos del descanso con un gol que dejaba helado al Fuenlabrada. Golpe moral a poco del descanso que ponía una distancia importante en el marcador con sólo 45 minutos para la reacción.




La salida de vestuarios trajo consigo una apuesta de más riesgo para el Fuenlabrada, sabedor de la necesidad de un gol prematuro que abriera opciones en la final. Intensidad e insistencia, pero nulo acierto. La habitual puntería de los azulones se quedó esta vez en Madrid. El balón no quería entrar.

A la desesperada, el Fuenlabrada intentaba en los instantes finales un gol para la esperanza. Momentos en los que, habitualmente, se impone las ganas ofensivas sobre el control de lo defensivo. Y ahí el Saguntino estuvo listo. Néstor, en el descuento, cerraba el 3-0 definitivo tras otro par de avisos de los locales.

La copa Federación ya es del Atlético Saguntino.