El Llagostera empieza a gestionar la temporada

Entrenador nuevo y seis primeras bajas en el Llagostera para empezar a preparar la temporada 2017/2018.


El Llagosetera celebrando un tanto en La Nova Creu Alta | José Raúl González

El hasta ahora entrenador, Óscar Álvarez, será el encargado de coger el testigo que ha dejado Oriol Alsina en el banquillo del equipo de la Costa Brava. El preparador barcelonés, de 39 años, tendrá así su primera experiencia al frente de un equipo. Justamente cumplirá una nueva etapa en el Llagostera, equipo en el que se retiró de la práctica del futbol cuando el equipo logró el ascenso a Segunda División A. Con Óscar Álvarez se pretende dar continuidad al último proyecto dirigido por Oriol Alsina.

Por otro lado, son seis los jugadores que ya se sabe que no continuarán la próxima temporada con el Llagostera. La primera baja en conocerse fue el defensa Jordi Masó, que tras seis temporadas en el club no seguirá otra más. Casi 200 partidos con el club gerundense suma a sus espaldas. Baja de iguales características la de José Moragón. El portero manacorí ha sumado cinco temporadas en el club, habiendo jugado también en Segunda División.

El joven Nando Quesada, que debutó de la mano del Llagostera en el futbol profesional, tampoco continuará, después de dieciséis partidos y un tanto esta temporada. Por otro lado, Rubén Martínez ha finalizado contrato esta temporada, y el mallorquín finalmente no continuará. Treinta y un partidos disputados, un gol y hasta seis asistencias para el extremo.

Situación diferente la de Vivancos y Manel. Tanto el mediocentro como Manel, el pichichi del equipo con catorce goles, además de cuatro asistencias, han finalizado su cesión en el Llagostera por parte del Girona. Además, el delantero ya está en Lorca para jugar la fase de ascenso cedido en otro club.