¿Qué sucede con la plaza del Mallorca B?

El filial había conseguido la permanencia, pero desciende por arrastre tras la caída del primer equipo a Segunda B 


El Mallorca B celebra un gol en Cornellà | foto: José Raúl González

El Mallorca B no será la próxima temporada equipo de Segunda B. El filial desciende a Tercera toda vez que su primer equipo hacía ayer lo propio hacia Segunda B tras empatar en Miranda. Un descenso por arrastre que, por tanto, deja una plaza vacante en Segunda B.

Una plaza que muchos desean pero que sólo tiene un dueño, según marca la normativa de RFEF desde hace varias temporadas. Según el artículo 196 y sucesivos del Reglamento General de la RFEF, la situación es clara. Ese dueño sería el Peña Deportiva o el Poblense, equipos baleares de Tercera División han competido en los Play Off (la pasada semana ascendía el Formentera como campeón) y con mejor coeficiente deportivo de puntos.

La plaza del Mallorca B la ocuparía así el conjunto peñista, dado que la Federación a través de su normativa se muestra favorable a premiar a los clubes que han hecho méritos deportivos de ascenso antes que premiar a un club descendido a Tercera División (demérito deportivo).

Si el Peña Deportiva ascendiera deportivamente en este Play Off, la plaza correspondería al siguiente equipo con mejor currículum en el Play Off de ascenso a Segunda B de esta temporada. El beneficiado de esa situación sería el Poblense. 

En caso de que, por motivos económicos, estos clubes rechazasen la plaza del Mallorca B, ésta pasaría a pertenecer a la Federación Española de Fútbol, que la sacaría a la venta con las posibles plazas vacantes por descensos administrativos y por las que cualquier otro club podría pujar.

No obstante, la Federación se guarda un as en la manga. Será la Comisión de Segunda B quien tenga la última palabra, ya que es a ella a quien le corresponde tomar la decisión sobre la asignación de plazas y, aun con la reglamentación en la mano, podría tomar una decisión diferente a lo que marcan las letras.


  • José Manuel Esturillo Puerta

    El Reglamento General de la RFEF no dice lo que Uds. argumentan en su artículo. Por favor, revisen el susodicho reglamento en lo que aquí compete. Un saludo.