Real Murcia: suspenso rotundo

En una de las temporadas con mayor inversión desde que el club pimentonero está en Segunda B, el Real Murcia decepciona


Foto: Real Murcia

Mucho más cerca del descenso que de la zona alta, la que se le presupone al Real Murcia después de abordar una importante inversión este pasado verano en contrataciones. Los de la Nueva Condomina sacan la peor de las notas en este primer quinto de la liga, en el que sólo han conseguido sumar siete de los veinticuatro puntos en juego. Viven en puesto de Play Out, con el Play Off ya a ocho puntos.

Los malos números ya se cobraron una primera víctima: su entrenador. Manolo Sanlúcar era destituido hace una semana y por ahora, Basadre, interino en busca de una reacción, no ha sabido encontrar tampoco la tecla que haga funcionar a este Real Murcia.

La defensa, la asignatura pendiente

La imagen de la defensa, además de sus números que luego repasaremos, está siendo lo peor de este inicio de liga. El Real Murcia se está confirmando como un equipo endeble, que encaja goles con cierta facilidad. Mientras la zona de ataque parece cumplir pese al punto clasificatorio en que se encuentra el equipo (el Real Murcia es, con once goles, uno de los mejores en ese apartado del Grupo IV), la defensa hace aguas: fragilidad en los balones laterales, en la zona de rechace e incluso a balón parado.

Esas debilidades hacen del Real Murcia uno de los equipos con más goles encajados del Grupo: suman once tantos en contra, más de uno por partido y los mismos goles que han conseguido a favor.

Una situación preocupante

Si el objetivo para esta temporada en Murcia no es otro que el ascenso, bien se sabe que todos los puntos que se pierden en las fases iniciales pueden resultar después determinantes. El Real Murcia marcha ahora a once puntos del primero, el Granada B.

Además, está muy lejos tanto a nivel de juego como de puntuación de otros equipos hechos para el mismo fin, como Elche, Mallorca, Mirandés, Burgos, Fuenlabrada o Racing de Santander.

Tras las primeras ocho jornadas, el Real Murcia ocupa el puesto 61 de los 80 equipos de Segunda B. Los números actuales son los peores del Real Murcia en toda su historia en Segunda B, incluso empeorando los datos de la campaña 94-95, en la que el club terminó descendiendo a Tercera.