El Lleida se va de pintxos

El cuadro catalán hace historia tras eliminar a la Real Sociedad a doble partido


La plantilla del Lleida celebra el pase | Imagen: Lleida Esportiu

“Póngame una de remontada e historia”. El Lleida ha salido hoy a Anoeta a hacer historia y dejar en la cuneta a un cuadro txuri-urdin que está campaña juega en Europa League y que no ha podido hacer frente a la fe de los hoy visitantes.

Tras darse oportunidad en la ida, el Lleida llegaba con opciones de dar la machada hoy y acceder a las rondas finales. Ha tenido que ser a la heroica.

Y es que todas las hazañas tienen su mal momento inicial. Dos tantos en la primera parte daban un 2-0 cómodo y favorable a los vascos. Llorente y Juanmi daban alas a los suyos y dibujaban un periodo de asueto muy tranquilo.

Tras ese descanso el volcán ha entrado en erupción. El Lleida ha sacado sus mejores trajes y su mejor peinado para la bien conocida y glamurosa noche donostiarra. Por delante, el deber de marcar tres goles a un equipo que, además, se ha mostrado efectivo y correcto está temporada.

El primer aguijón lo clavaba Aitor Núñez para dar alas al Lleida y confirmar el exceso de sesteo de la Real Sociedad. Poco después Martínez Munuera, colegiado hoy del partido, llamaba a los dos equipos a la batalla de los once metros. A favor del Lleida. Molina no fallaba.

Dos tantos para igualar el choque en apenas dos minutos. Más de veinte para lograr un tercero para certificar el sueño. Y cuando apenas contaban unos minutos para el final, uno de los más jóvenes era llamado a poner el milagro en Anoeta. Bojan Radulovic se ponía la capa y ponía el gol definitivo en la portería defendida por Toni Ramírez.

El Lleida no se mueve mal en las noches de la Bella Easo.