Galicia Calidade


Compartir    Twitter   ·    Facebook
Imprimir
Los jugadores del Racing de Ferrol celebran la clasificación para el Play Off. Foto:lavozdegalicia.es
Los jugadores del Racing de Ferrol celebran la clasificación para el Play Off. Foto:lavozdegalicia.es

El Racing Club Ferrol se ha convertido por méritos propios en el mejor conjunto gallego de la categoría esta temporada. Los de José Manuel Aira han conseguido en menos de un año dar el salto a la categoría de bronce y situarse en la segunda posición en la tabla y afrontar con garantías el Play off de ascenso a Segunda la segunda división.

Suelen decir que lo que “funciona correctamente mejor no tocarlo” y es lo que ocurrió este verano en la planificación de la plantilla departamental. Gran parte de los jugadores que lograron el ascenso en la eliminatoria frente al CD Laudio han repetido esta temporada, convirtiéndose en el eje sobre el que pivotaría el conjunto gallego. Los Camacho, Dopico, Pumar, Marcos Álvarez, Pablo Rey o Manu Barreiro han sido un referente en los onces del técnico berciano.

El arranque de la temporada fue irregular. El Racing debutaba en Santa Ana, en Tanos, ante otro recién ascendido como el Tropezón. En su debut en A Malata el conjunto departamental cosechó su primera derrota de la temporada ante la UD Logroñés por un gol a dos, pero se resarció de la misma venciendo la siguiente semana en O Couto ante el Ourense. Los departamentales parecían no arrancar del todo. Tras la derrota en Miramar ante el Marino el conjunto gallego consiguió una buena racha con cinco semanas sumando en positivo, con victorias importantes como el tres a cero al Zamora –que por aquellas fechas llegaba clasificado en las primeras plazas- o la victoria ante el todopoderoso Racing de Santander.

Punto de Inflexión

Tras la derrota en Las Gaunas ante la SDL los de Aira encontraron el punto de inflexión que les ha llevado hasta el play off. Una racha de 11 semanas sin conocer la derrota, desde la jornada doce –se enfrentaban al Compos- a la jornada 23 con un empate en O Vao ante el Coruxo. En estas once semanas los departamentales cosecharon 8 victorias y tres empates. Victorias claves como la cosechada en el Carlos Tartiere ante un rival directo como el Oviedo. Durante esta racha de buenos resultados los de A Malata llegaron incluso a pensar en arrebatar el liderato al Racing de Santander, se colocaron a un solo punto, pero la derrota en casa ante el Marino acabó con las esperanzas de liderato gallegas.

Imagen de un partido anterior. Foto: racingclubferrol.ne
Imagen de un partido anterior. Foto: racingclubferrol.ne

En este final de temporada el cuadro de Aira ha pasado de tener la clasificación matemática a tiro a varias jornadas del final a conseguirla a falta de una sola y a jugarse el puesto final en la última jornada en La Caseta de Noja. Los empates consecutivos frente a Avilés, Guijuelo y Zamora, unidos a las derrotas ante rivales directos como el Racing o el Oviedo hicieron que el partido ante el Burgos fuese el más importante de la temporada hasta el momento para los de A Malata. La victoria ante los castellanos certificó el pase a las eliminatorias por el ascenso y en la última jornada la victoria ante el Noja ha dejado al conjunto departamental en la segundaplaza.

Juego directo como arma

La presencia en la plantilla ferrolana de un hombre como Manu Barreiro hace que el juego del conjunto departamental no sea muy vistoso, pero sí muy efectivo. El ariete gallego ha luchado durante gran parte de la temporada con Joselu por el Pichichi, pero finalmente, éste ha recaido en el jugador del Compos. A pesar de todo el conjunto de Aira es el máximo realizador del grupo I con 57 goles, pero en su debe está que también ha encajado bastantes goles, es más tan sólo ha dejado su portería a cero en once partidos, habiendo encajado más de un gol en 8 de ellos. Aún así el conjunto gallego ha anotado más de dos goles en 17 de sus encuentros lo que da idea de su potencial atacante.

Noticias relacionadas