Un sargento de retos imposibles

Miguel Ángel Álvarez Tomé ha conseguido con el Caudal un reto que parecía imposible. Llevar con vida al Caudal a final de temporada.


rubenbartolome
Compartir    Twitter   ·    Facebook
Imprimir
Tomé dando instrucciones durante una de sus etapas en la Cultural. Foto:diariodeleon
Tomé dando instrucciones durante una de sus etapas en la Cultural. Foto:diariodeleon

A Miguel Angel le gustan las cosas simples, con mucho trabajo en su equipo, con todos luchando por lo mismo, con el equipo creyendo en su estilo. Y siempre llegan los resultados, porque Tomé, poco reconocido, a llevado a sus equipos siempre a la meta, aunque le pesa la lacra de no ser especialista en las fases de ascenso.
Tomé llego en una situación crítica, con 17 jornadas por delante, sin margen de error, con un equipo que perdía a Borja Navarro, que se quedaba sin su estilete. Pero hizo de su ejército un equipo que no dejaría de pelear hasta la última jornada. Y allí puso a los buenos, se atrevió a lucharle a un Guijuelo que no reservó a casi nadie y acabó ganando, con un gol de Nacho Matador, con un gol de casta, de raza, de empuje, de una ciudad que empujó hasta el último día.

Noticias relacionadas