El efecto dominó de las decisiones de la LFP (III)

Crece la posibilidad de que la categoría de plata cuente con 24 equipos


Compartir    Twitter   ·    Facebook
Imprimir
Javier Tebas, presidente de la LFP
Javier Tebas, presidente de la LFP

La decisión de la Liga de Fútbol Profesional de suspender el inicio de la competición en la categoría de plata y las posteriores decisiones que se tomen a partir del próximo lunes serán, pase lo que pase, polémicas.

A última hora de ayer ya dejábamos sobre la mesa una serie de interrogantes que se abrían tras la decisión del organismo dirigido por Javier Tebas que podrían alterar el inicio y final de la propia Segunda División B.

Muchas de esas preguntas tenían que ver con las decisiones que se tomen el lunes en Madrid, primero por los clubes de la LFP y más tarde por la Real Federación Española de Fútbol, que no nos olvidemos, es la entidad que tiene que dar conformidad última a los acuerdos que se tomen, ya que afecta claramente a sus competiciones.

Además no podemos olvidar que esta situación puede acarrear más problemas, si cabe, al fútbol español.  La FIFA ha entrado en juego  y se encuentra vigilante sobre lo que pueda ocurrir con el “caso Murcia”.

A pesar de todo, algunos de esos interrogantes que anunciábamos ya han saltado a la palestra informativa.  Hoy el compañero de el diario El Mundo,  Jaime Rodríguez, ya vislumbra por qué cauces podrían dirigirse los acontecimientos.

Rodríguez recuerda cómo el 1 de Agosto de 1995 tras el descenso administrativo del Celta de Vigo y el Sevilla, ambos equipos tuvieron que ser  repescados en la máxima categoría después de que Real Valladolid y Albacete Balompié fueran ascendidos como ha ocurrido en esta ocasión con el Mirandés.

Ahora bién, según publica El Mundo, la LFP estaría valorando la posibilidad de que la segunda división, si finalmente la Liga se viera obligada, como así parece por el auto del Juzgado de lo Mercantil , contara con 24 equipos y a final de temporada se registraran seis descensos a segunda división B.

Esta situación ya la apuntamos ayer y habría que ver de qué manera la encaja la RFEF, ya que lógicamente esta decisión afecta a la categoría de bronce. Primero porque supone el ascenso del Real Madrid Castilla a segunda,  segundo porque este ascenso supondría dejar cojo también el grupo II, tercero porque al registrarse 6 descensos desde la categría de plata, serían 20  los de Segunda B a tercera división, pero hay más!.

El ascenso del Castilla debiera suponer el regreso del Real Madrid C a la categoría de bronce que perdió por el arrastre de sus mayores.  Como mal menor, la RFEF podría dejar al  Rayo Vallecano B -equipo que asumió su vacante-  en el grupo II y al menos que ese grupo quedara compuesto por 20 equipos. ¿Pero qué ocurre con el grupo I? ¿se quedaría de nuevo con 19 participantes, o la RFEF volverá a subastar la plaza vacante dejada por el Mirandés?. Ah y no olvidemos que aún está pendiente el “caso Salamanca Athletic” . Más madera!!

El lunes será un día importante, pero las decisiones que se tomen, seguro,  no serán las últimas y habrá que seguir expectantes el desarrollo de los acontecimientos.

Noticias relacionadas