Intensidad y ocasiones pero empate

Avilés y Oviedo lo dieron todo en un partido que pudo haber ganado cualquiera


JacobodelaRoza
Compartir    Twitter   ·    Facebook
Imprimir
Así lucía el Suárez Puerta. Foto: Jacobo De la Roza
Así lucía el Suárez Puerta. Foto: Jacobo De la Roza

Los partidos se deciden en las áreas y ni Avilés ni Oviedo supieron rematar en la ofensiva lo hecho bien en la defensiva. La intensidad ofrecida por ambos conjuntos mantuvo vivo, y abierto, el encuentro hasta el pitido final.

En el arranque, el Oviedo fue mejor, pero el paso de los minutos mostró a un Avilés superior que incomodó mucho a los azules y evitó que hiciesen el fútbol que Egea quiere implantar en los suyos. Bautista, de cabeza en el primer minuto, tuvo la primera para el Oviedo, a la que respondería bien Alejandro. El meta asturiano también evitaría el gol en una ocasión posterior de Linares.

La réplica avilesina llegaría en un cabezazo de Geni tras un libre directo, botado por Dani López, que Esteban blocaría sin complicaciones. La mejor ocasión de la primera mitad saldría de las botas de Chevi, cuyo disparo salió rozando el palo y sin que Rubén Rivera llegase a tiempo de meter la puntera para marcar.

Al igual que ocurriese en la primera parte, el Oviedo se mostró mejor en los primeros minutos de la segunda mitad. Sobre todo, por banda izquierda, donde Eneko fue un quebradero de cabeza para Cerrudo. Hasta el cambio de sistema de Egea, que pasó a jugar con dos puntas dando entrada a Cervero, los azules dominaron. A partir del mismo, el Avilés comenzó a llegar con más claridad al área rival.

En dos ocasiones, tuvo que eregirse Esteban en salvador para evitar que se adelantase el Avilés en el marcador. Primero, en un disparo cruzado de Omar y, después, en un mano a mano con Rubén Rivera. El punta aprovechaba una cesión defectuosa de Nacho López para plantarse ante el avilesino pero este desbarataría la ocasión.

En los últimos minutos, Cervero y Linares tuvieron dos buenas ocasiones para haber desnivelado el partido a favor de los visitantes, pero ninguno de los puntas acertaría de cara a gol.

Ambos equipos terminaron el encuentro satisfechos con el esfuerzo realizado. Al igual que el público, pues los más de 3.600 espectadores congregados en el Suárez Puerta presenciaron un bonito e intenso partido.

Noticias relacionadas

 

Etiquetas: Grupo I, La Segunda B