930 kilómetros por un sueño


LaSegundaBes
Compartir    Twitter   ·    Facebook
Imprimir

bus lealtadEl Lealtad ha recorrido casi un millar de kilómetros para jugar en segunda ronda contra el Cádiz

El Lealtad de Villaviciosa, localidad del Principado de Asturias, ascendía el pasado verano a Segunda B con la clasificación para la Copa del Rey en el bolsillo. Ilusión para este humilde equipo que visita a uno de los “grandes” de la categoría en esta segunda ronda de Copa del Rey. El sorteo fue positivo para este equipo asturiano, ya que la bola que salió fue la del Cádiz.

La mala suerte en ese sorteo no es sólo por la enorme capacidad deportiva del Cádiz, uno de los equipos llamados a subir a Segunda División a la conclusión de esta recién empezada temporada, sino por la longitud del viaje que ya han cubierto. Los jugadores y cuerpo técnico del Lealtad han tenido que cubrir un desplazamiento entre semana de punta a punta de la península para jugar el encuentro ante el Cádiz a las nueve de la noche. Un encuentro que, de tener prórroga y penaltis, terminará más allá de las doce de la noche.

Uno de os desplazamientos, sin duda, más largos que nos deja esta segunda ronda de Copa y un viaje hecho con los humildes medios de uno de los equipos con un presupuesto bajo. Autobús y un total de 930 kilómetros de ida, los mismos, lógicamente, por lo que el club de Villaviciosa cubrirá en sólo unas horas cerca de dos mil kilómetros. Kilómetros cargados de ilusión.

Noticias relacionadas