Tablas en un derby que ganó la afición

Mirandés y Burgos empatan a un tanto en uno de los partidos más esperados


LaSegundaBes
Compartir    Twitter   ·    Facebook
Imprimir
Cervero celebra su tanto | CD Mirandés

Anduva vivió ayer una fiesta del fútbol con motivo del Mirandés – Burgos. Dos de los mejores equipos en este arranque liguero se medían para calibrar fuerzas y, a su vez, celebrar un derby regional que muchos llevaban tiempo esperando. La respuesta de la afición llegó: más de 4.000 espectadores estuvieron cerca de llenar Anduva, con m´´as de un millar desplazados desde Burgos.

El encuentro, siguiendo tópicos, tuvo una parte para cada equipo. El Mirandés sufrió el dominio y la intensidad del Burgos en el primer tiempo. Los rojillos fueron mejores enel inicio de partido, con Yanis y Eloy Gila muy activos. Pero el ímpetu rojillo se diluyó pronto para dejar paso al dominio del Burgos, que fue rey del resto del primer tiempo.

Ya había avisado Carlos Álvarez antes de que Iker Hernández lograra que el balón besara las mallas. Era la culminación de una buena jugada que el delantero de Urnieta remataba con gran precisión ante un siempre difícil de batir Limones. Desde el gol y hasta el final de la primera parte el Burgos siguió dominando, con un pequeño arreón final del Mirandés, que dispuso de una ocasión de Eloy Gila.

El Mirandés era consciente en el descanso de su inferioridad y de que debía proponer más intensidad si quería competir en el partido. Aun así, el dominio inicial fue del Burgos. Cinco minutos después sí que le recuperaba la cara el cuadro de Pablo Alfaro al partido. Desde ese momento el Mirandés fue superior.

Los tornas cambiaban. El Burgos pasaba a defenderse mientras el Mirandés atacaba con insistencia sobre la puerta de Limones. Al igual que en el tanto burgalés, el Mirandés también avisaba antes de marcar: Yanis tuvo un buen mano a mano, pero Saizar demostraba por qué es el mejor portero de la categoría a los números. Después poco podía hacer para detener el remate de un, como siempre, impecablemente colocado Cervero.

Con el paso de los minutos, las piernas fueron del Burgos, que terminó mejor el partido y pudo llevarse los tres puntos en una buena ocasión de Haritz Borda que no entró.

Con el final de la imbatibilidad de Saizar y reparto de puntos finalizaba el derby burgalés.

Noticias relacionadas