El Gobierno propone eliminar la necesidad de ser SAD en el fútbol profesional

El Anteproyecto de la nueva Ley del Deporte incluye otras medidas que afectan a la Segunda B


LaSegundaBes
Compartir    Twitter   ·    Facebook
Imprimir
LFP

La norma que obliga a los clubes de Segunda B a transformarse en Sociedad Anónima Deportiva podría tener los días contados. Se ha dado a conocer en el día de hoy el anteproyecto de ley que el Gobierno presentará en parlamento en la que, entre otras muchas medidas, se incluye este punto

Así, se pretende regular desde la ley y eliminar la actual obligación impuesta por la Liga de Fútbol Profesional para los clubes de Segunda B que ascienden a Segunda, y que cuentan con un año desde su ascenso para cambiar su forma administrativa.

Pondría punto y final a una normativa que ha traído mucha controversia en los últimos veinte años y que ha dado pie a la creación de las grandes deudas de algunos clubes, controlados por directivos de dudosa ética y gestión. Limitaría también la entrada de fondos o inversores extranjeros, que hoy día recalan en clubes de bronce con relativa facilidad y poca opción de control.

Órgano de control económico para los clubes

En el anteproyecto de ley se da un paso importante también para regular la obligatoriedad por parte de federaciones y ligas a crear un organismo autónomo a la dirección que se encargue del control económico a la propia federación o liga y a los clubes que la forman. Se trata de un punto muy inmaduro dentro de este proyecto legislativo, pero es un paso para que en categorías como la Segunda B exista un organismo de control económico. Se deberá enviar un informe con carácter anual al CSD.

Una nueva categoría profesional

Además, la propuesta del Gobierno de Pedro Sánchez incluye una nueva categoría para los deportistas a caballo entre la figura del deportista amateur y el considerado hoy día profesional, a fin de facilitar la transición entre ambos rangos.

Se abre la puerta también a la profesionalización de los técnicos y de los árbitros como deportistas profesionales.

Estas medidas, eso sí, son un primer esbozo de un proyecto que puede alargarse año y medio hasta ver la luz. Debe pasar a ser proyecto definitivo y superar el trámite parlamentario. Aunque la LFP no se ha pronunciado, cabe esperar que La liga se posicione en contra de estas medidas.

Noticias relacionadas

 

Etiquetas: La Segunda B

Los comentarios están cerrados.