- LaSegundaB - https://www.lasegundab.es/blog -

La LFP quiere mantener la obligación a ser SAD

Sede de la LFP | lfp.es

La propuesta para la nueva ley del deporte elimina la actual obligación

La eliminación de la obligatoriedad a ser SAD no será un camino corto ni fácil. Por ahora, y poco después de la propuesta del Gobierno, ya ha llegado el primer rival. La LFP no ve con buenos ojos la eliminación de esta obligación, que es uno de sus pilares de control y funcionamiento

La LFP entiende que la figura de las SAD añade responsabilidad personal a los gestores de los clubes y, por tanto, mayores garantías. LaLiga dispone ya a día de hoy de un organismo de control autónomo, que se basa en lo que gastan e ingresan los clubes y en el funcionamiento empresarial de los mismos. Para ello, obliga a los clubes ascendidos desde Segunda B y que tienen la etiqueta de club de socios tradicional a convertirse a SAD en el plazo de un año.

La LFP, por tanto, se opondrá al cambio en la ley, lo que supone el primer adversario para el Gobierno en un camino que se antoja largo y que puede que o bien desaparezca este punto de las propuestas para no perjudicar al resto o paralizar la tramitación de la nueva ley a un plazo de hasta tres o cuatro años y muy dependiente de lo que ocurra en las próximas elecciones generales.

La LFP guarda bajo su manda otro as: siendo un organismo de carácter privado y pese a que la ley no lo exija, una vez en vigor podría continuar solicitando a los clubes su conversión para poder ser incluido como miembro dentro de la asociación. Tebas, presidente de LaLiga, es partidario de mantener este régimen y ha sido recientemente reelegido, por lo que no se espera un cambio de política en los próximos cuatro años.

Lo cierto es que, pese a ser España uno de los países con mayor número de licencias deportivas de Europa, la propuesta de ley del Gobierno no ha contado con gran protagonismo ni debate político después de conocerse.

Esta nueva ley propone cambios sustanciales, como la inclusión de un nuevo rango entre los deportistas profesionales y amateur, la profesionalización del colectivo arbitral, la equiparación entre deportistas hombres y mujeres y otros aspectos de relevancia que alterarían lo actualmente vigente y que se considera desfasado.