Los partidos de la oposición, en contra de la nueva Ley del Deporte

PP, Ciudadanos y Podemos han criticado el anteproyecto de ley presentado por el Gobierno del PSOE


LaSegundaBes
Compartir    Twitter   ·    Facebook
Imprimir
La nueva ley, a debate | Imagen: RFEf

El anteproyecto de la nueva Ley del Deporte, que entre otras cosas persigue eliminar la obligatoriedad de convertirse en SAD para competir en ligas profesionales o limitar el tiempo de función de los cargos directivos, no había recibido importantes comentarios tras su presentación. LaLiga se ha posicionado en contra, aunque sin hacer declaraciones públicas, en lo que era hasta la fecha una de las únicas críticas al anteproyecto. También se ha pronunciado la asociación de ligas profesionales, que aglutina a las ligas profesionales de baloncesto, balonmano y fútbol sala y en la que no está la LFP, tachándola de negativa.

Con retardo y quizá ante la espectación de la opinión pública por saber qué piensan el resto de partidos de la oposición, éstos han tenido que reaccionar al contrapié y más tarde de lo esperado. Ciudadanos, PP y Podemos se han pronunciado sobre el anteproyecto, aunque sin hacer grandes reflexiones ni propuestas.

El Partido Popular, anterior partido en el Gobierno y que no realizó en casi dos mandatos cambio alguno en el ámbito de la legalidad deportiva, ha criticado al actual equipo de gobierno por excluirles en la redacción del recientemente presentado anteproyecto y muestra dudas sobre cómo las federaciones pequeñas lograrán recursos.

Ciudadanos, por su parte, ha tildado la ley de electoralista. El partido naranja sólo ha hecho reflexiones relativas al reparto de derechos audiovisuales del fútbol profesional, obviando el resto de puntos que aparecen en el anteproyecto y, por tanto, todos los relativos al fútbol y al deporte que como la Segunda B están más apartados de los focos. Ciudadanos criticó la entrada por parte del anteproyecto de ley en la gestión de esos derechos televisivos.

Podemos, por su parte, exige mayor precisión en las políticas de género que hay presentes en el anteproyecto y en la regularización del voluntariado dentro del deporte. El grupo morado no entró a hacer reflexión en los puntos de mayor complejidad y referidos a la gestión interna de clubes y federaciones a la espera de estudiar con mayor profundidad la propuesta de ley.

El Psoe, por su parte, invitó a los proyectos a trabajar para añadir modificaciones y apreciaciones a la ley, fomentando la creación de un grupo de debate que permita modificar la antigua Ley del Deporte en un corto plazo de tiempo.

Por ahora, no se ha planteado una posible sesión parlamentaria para debatir la ley, que parece relegada a un segundo plano.

Noticias relacionadas

 

Etiquetas: La Segunda B

Los comentarios están cerrados.