La Federación Inglesa, interesada en el modelo de filiales español

Una comisión visitó recientemente España para testar el modelo de filiales español


LaSegundaBes
Compartir    Twitter   ·    Facebook
Imprimir
Imagen de un encuentro del Castilla |
Foto: RealMadrid

El fútbol inglés, al que le está costando introducir a sus jóvenes valores en la Premier League, se encuentra en un periodo de reflexión. La Federación Inglesa se encuentra especialmente preocupada por dos factores: la reducción de espectadores en sus estadios y el escaso número de jugadores jóvenes que son promocionados a la élite desde las canteras de los clubes profesionales. Un problema que se repite en los tres primeros escalones de su fútbol de forma similar.

En cuanto al segundo problema, la Federación Inglesa de la mano de sus clubes ha creado una comisión para idear un nuevo modelo para sus filiales. Actualmente, los equipos “B” de los clubes ingleses compiten en una liga exclusiva, lo que podríamos llamar una liga de filiales. Éste modelo se considera poco útil, vistas las estadísticas de futbolistas promocionados a las primeras plantillas.

Esa comisión visitó recientemente a la Federación Española de Fútbol y presenció diferentes partidos de Segunda B en la Comunidad de Madrid para investigar el funcionamiento de los filiales en España, cuyo modelo está siendo sometido a un intenso debate.

Este modelo se considera positivo para la formación desde Inglaterra. Actualmente, el fútbol profesional español es el que más jugadores jóvenes consigue promocionar desde sus filiales de entre las grandes ligas europeas (junto con Inglaterra, Francia, Alemania e Italia), y la Federación Inglesa ha decidido estudiar el criticado modelo español para instaurarlo en las islas británicas.

La Federación Inglesa estudia cambios en su modelo de liga de filiales en los próximos tres años, además de una serie de medidas para buscar una mejora en toda la estructura de su fútbol. El modelo español parece ser el elegido. Un modelo que, precisamente, está siendo sometido por parte de aficionados y clubes tradicionales a un intenso debate, debido al exponencial crecimiento del número de filiales en Segunda B y a la desigualdad económica que se produce, que adultera la competición al no hacer accesibles para los clubes profesionales a los jugadores jóvenes de calidad por la diferencia salarial que ellos pueden ofertar en comparación a los clubes profesionales.

Noticias relacionadas

 

Etiquetas: RFEF

Los comentarios están cerrados.