Historia | Los García León

Analizamos la historia de cuatro hermanos, cuatro futbolistas profesionales, en la que es sin duda un "rara-avis" dentro del fútbol


LaSegundaBes
Compartir    Twitter   ·    Facebook
Imprimir

Esta es la historia de Edu, Moisés, Gerardo y Candelas García León. Cuatro hermanos y también cuatro futbolistas que alcanzaron el profesionalismo. Si ya es difícil llegar al fútbol profesional, imagínense que bajo un mismo techo lo logran cuatro. Algo inaudito y excepcional y con mucha unión con la Segunda B. Y es que entre estos cuatro hermanos se alcanza la cifra de 801 encuentros oficiales de la categoría de bronce.

Los 4 hermanos | LaRioja.com

La historia de los García León y el fútbol comienza con su padre, Eduardo García, recientemente fallecido. Un apasionado del balompié que desde muy pronto inculcó su afición a sus cuatro hijos. Una historia que comienza en Sevilla, donde nacieron Edu, Moisés y Gerardo, los tres primeros hijos de la familia, pero que tiene un punto neurálgico de referencia como lo es La Rioja. Ya allí nacía el último de la saga, Candelas.

La trayectoria de los cuatro es bien diferente, pero en ella encontramos muchas cosas y muy buenas: ascensos, una Copa del Rey, una Intertoto y una final de la Champions. Y muchos, muchos partidos de bronce. Vamos uno a uno.

Edu García León

El primero nacía en Sevilla hace 50 años. Edu pondría la primera piedra de un grupo de cuatro hermanos ligados totalmente al fútbol. Su primer contacto con la Segunda B y el fútbol profesional llegaba muy pronto, a los 18 años, en Osasuna. Debutaba en su filial jugando 36 encuentros. Centrocampista de orden y presencia, Eduardo trató de asentarse en Primera sin suerte en la primera plantilla rojilla, con una salida breve al Xerez para ganar poso en Segunda y un retorno sin suerte a Osasuna.

Tras su etapa en Pamplona salía para el Alavés en Segunda B, abriéndose después la puerta de Segunda para Eduardo a través del Racing de Santander, con el que lograba el ascenso a Primera y volver a la categoría reina. Más tarde su carrera se vería más ligada ya al fútbol de bronce, con pasos por Las Palmas, Granada, Hércules, Logroñés y Recreación, con dos opciones entre medias en Segunda en Elche y Albacete. Edu se retiraba con 529 partidos en el fútbol profesional.

Moisés García León

Moisés, dos años menor que su hermano Edu, fue delantero, a diferencia de sus hermanos que ocuparon posiciones en el centro del campo. Su carrera estuvo muy ligada a la Primera y la Segunda División y es, junto a Gerardo, el que menos pasó por Segunda B, con 104 encuentros.

Su carrera arranca en Zaragoza, donde debuta en Segunda B siendo parte de su filial para acabar dando el salto a Primera División, donde llega a asentarse pero siempre ocupando un papel secundario, aunque siendo parte del logro del equipo maño en la 1993-94, alcanzando la Copa del Rey.

Tras ese éxito, Moisés sale hacia Osasuna, donde ya jugara su hermano Eduardo. Tras dos temporadas y otra más en Leganés, le volvió a Moisés la opción de ser jugador de Primera a través del Celta de Vigo. Allá estuvo dos años, antes de salir al Villarreal, con quien descendería a Segunda para ascender a Primera el año siguiente. Tras salir del submarino amarillo y pasar por el Sevilla, tocó bajar un escalón y asentarse en Segunda, jugando para Córdoba, Elche, Hércules, Poli Ejido, Nàstic o Huesca, siendo La Muela su último equipo ya en Segunda B y en el panorama nacional. 684 partidosy 208 goles quedaban escritos en su biografía.

Gerardo García León

El tercero de los hermanos es, a su vez, el que más éxitos logró a nivel individual y también el que menos pasó por Segunda B, con sólo 39 partidos. Fue, de hecho, el único de los hermanos que debutó en el fútbol profesional saltándose la escala del fútbol de bronce.

Su primer paso lo daba en el Castilla, en Segunda, para jugar tiempo más tarde por primera vez en Segunda B en el Real Madrid C. Ya no volvería a jugar en la categoría de bronce hasta el final de su carrera.

A lo largo de su trayectoria el Valencia marcó, sin duda, su carrera. Con el equipo ché jugó la final de la Champions, sin suerte definitiva, y formando parte del once titular. Lograría con los valencianos la Supercopa.

El citado Valencia, Villarreal, Málaga , Osasuna y Real Sociedad fueron sus clubes en Primera División, siendo un jugador de importante peso en todos ellos. De los cuatro hermanos es el que más partidos de Primera disfrutó. Lleida, Badajoz y Córdoba, además de la Real y el Villarreal, fueron sus equipos en la categoría de plata.

Tras su paso por el Real Madrid C -efímero- Gerardo no volvió a la Segunda B hasta los 38 años para jugar con la SD Logroñés.

Candelas García León

Manuel Candelas García León nacía en Logroño hace 41 años y ha sido el último de los cuatro hermanos en retirarse. También el más ligado a la Segunda B, donde jugó prácticamente toda su carrera, ocupando puestos centrales como tres de sus hermanos.

Tras su debut en el Leganés B en Segunda B, Candelas viajaba hasta Vitoria para jugar en el Aurrerá, buscando poco a poco asentarse en la categoría de bronce. Un poso que lograría en el Burriana, siendo habitualmente titular, pero no logrando evitar el descenso. Tras ello, vuelta a la atmósfera de los filiales a través del Racing B en una etapa de esplendor del club cántabro, para volver después a su tierra natal y jugar en el Logroñés. Dos campañas que terminaban con descenso administrativo y un final para el conjunto riojano que todos conocemos.

Dos Play Off jugó Candelas

Tras una campaña en el Vecindario volvía cerca de casa para jugar en Miranda, y cerrar después su trayectoria nacional en Amorebieta y SD Logroñés.

326 partidos en total jugó Candelas en Segunda B, con un bonito final: en la SD Logroñés, el último club a nivel nacional de su trayectoria, coincidiría con Gerardo. Juntos jugaron el último año profesional de este último.

Una historia de cuatro hermanos y 2.147 partidos en el fútbol profesional. Ahí es nada.

Noticias relacionadas

 

Etiquetas: Historia

Los comentarios están cerrados.