La Federación se enfada con los clubes de Segunda B

La RFEF considera que los clubes se están mostrando insolidarios y sólo buscan su propio interés


LaSegundaBes
Compartir    Twitter   ·    Facebook
Imprimir

La RFEF ha comenzado la semana con sorpresa y desesperanza. Viendo las noticias con las que terminaba la semana, en la que afloraban distintas propuestas a conveniencia desde los diferentes clubes de la categoría, la Federación se esperaba una semana de negociaciones más complicada de lo que esperaba en un principio.

Fachada de la Ciudad del Fútbol

Y es que se ha presentado aproximadamente una treintena de propuestas diferentes por parte de clubes y federaciones territoriales, cuando en principio la intención y voluntad de la Federación era debatir con ellos su propuesta inicial de finalizar temporada y jugar un Play Off exprés, sin descensos. La idea era poder debatir sobre esa propuesta buscando posibles ciertas modificaciones y, sobre todo, saber si la aceptaban o no.

La sorpresa ha llegado al comprobar las cerca de 30 distintas proposiciones llegadas desde los clubes y las territoriales y el poco apoyo inicial a la propuesta de la Federación, de la que sólo son partidarios los clubes implicados en la lucha por evitar el descenso. La Federación Balear ha mostrado su apoyo público a la posición de la RFEF, si bien sus clubes de Segunda B son partidarios a la vez de otras propuestas.

Y es que se han chocado con, incluso, alguna situación curiosa: alguno de los clubes es firmante de alguna de las proposiciones grupales que han surgido, como la de crear una categoría intermedia entre Segunda y Segunda B (cuya filtración no ha gustado en Las Rozas), pero a su vez han enviado su propia propuesta. Algunos, de hecho, en sus misivas afirmaban que denunciarán ante la justicia ordinaria a la RFEF si se juega un Play Off improvisado como se ha planteado sin finalizar la temporada. Una opción con bastantes opciones de prosperar en tribunales teniendo en cuenta lo que dice el propio reglamento federativo.

Así todo, la RFEF continuará debatiendo con las territoriales en reuniones telemáticas qué hacer. La solución no parece sencilla. Y es por ello que la RFEF, en vista de los diferentes puntos de opinión e “insolidaridad” ante esta situación complicada, habría vuelto al punto de partida y estaría planteándose suspender definitivamente la temporada, declarando la nula. Esta opción es la que permite a la RFEF apoyarse con más fuerza en su propio reglamento.

Esta “decepción” se habría visto maximizada al no entender la Federación la postura de los clubes justo en el año en que desde el máximo órgano de representación del fútbol en nuestro país ha anunciado un importante esfuerzo económico para capacitar a los clubes de la Segunda B, que nunca antes habían recibido ese apoyo.

Noticias relacionadas

 

Etiquetas: Coronavirus

Los comentarios están cerrados.