Los partidos en las islas, un quebradero de cabeza

Los clubes peninsulares deberán organizar sus encuentros en base a los límites marcados por la Federación; a la vez que los clubes de las islas y Melilla no podrán elegir con libertad los horarios para sus partidos