El Guijuelo tiene dos motivos para sonreir


Jonathan Martín en un partido la pasada campaña. Foto: Salamanca24horas

La mala suerte en forma de lesiones es un lastre que el CD Guijuello arastra desde la temporada pasada. A un club modesto como el chacinero, las bajas de larga duración de hasta cuatro jugadores simultaneos le provocan un gran desbarajuste. En las últimas semanas, dos de los jugadores que llevaban mucho tiempo de baja han vuelto a entrenar. Son dos motivos para sonreir en Guijuelo.

Seis meses y medio de calvario ha pasado Jonathan Martín desde que se lesionara la pasada campaña. Por fin, tras este tiempo de espera, tiene el alta médica y puede entrenar con el grupo. Todavía queda tiempo, posiblemente hasta 2013, para que pueda jugar con el equipo de Sito, pero es un gran paso ya para los chacineros.

Hace algunas semanas sucedía lo mismo con Garbán que ya ha podido jugar algunos minutos con el Guijuelo esta campaña tras superar una lesión de larga duración. Los dos jugadores están llamados a sumar en este Guijuelo que está acusando demasiado las bajas.

A principio de temporada, en uno de los partidos de preparación, volvía a casa Javi Ballesteros para intentar firmar una temporada como la que le llevó a Segunda División. Lamentablemente tendrá que esperar porque una lesión de rodilla le tendrá apartado todo el año. Durante estos meses se juntaron tres de los jugadores del Guijuelo con lesiones de larga duración, lesiones que dejan en el dique seco a un jugador prácticamente durante una temporada.

Ahora, con noviembre ya acabando, Jonathan Martín y Garbán podrán empezar a sumar. El primero tendrá que hacerlo, de momento, en los entrenamientos. Garbán seguirá poníendose a punto para volver a marcar goles. javi ballesteros tendrá que animar desde la grada. Al menos, después de la victoria frente al Sporting “B” la pasada semana, la afición del Guijuelo tiene dos nuevos motivos para sonreir: Garbán y Jonathan Martín.